Síguenos en tu correo electrónico!!!

domingo, 20 de noviembre de 2011

Hagamos de la revolución un legado vivo y actuante dándole a México la certidumbre y respeto que merece: LMV

Com. Núm. 460

Conmemoración del 101 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana

  • Justicia social, principal deuda moral con los marginados, los pobres y los excluidos, resaltó el secretario de Educación Pública
“En esta hora y en este sitial solemne, nos hemos congregado imbuidos por sentimientos afines de gratitud y de respeto, para celebrar una efeméride cívica y refrendar nuestra más firme adhesión a la obra y al pensamiento que dieron vida a la Revolución y que de la Revolución hizo el decurso de su vida”, así lo manifestó Luis Maldonado Venegas, secretario de Educación Pública de Puebla en presencia del gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, al conmemorar el 101 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

Luis Maldonado señaló que las razones legítimas que imantaron los caudales vertiginosos de aquel gran movimiento social, no se fraguaron en los círculos de poder político y económico, sino que tuvo su “cuna en las chozas de castigados por el hambre, la explotación y la miseria”.

Como orador oficial de estos festejos, Maldonado Venegas resaltó que “la Revolución empezó a forjarse en un pueblo agraviado por la ambición sin límites y los privilegios de una minoría; en la amenaza continuista de un régimen soberbio e insensible al drama humano de los desheredados”, aseveró.

Señaló que ante el cansancio del pueblo, en 1909 Madero inició un movimiento de oposición a la reelección de Díaz, y en Puebla lo secundaron en diversas poblaciones personas que estaban fatigadas y agraviadas por la falta de libertades y del favoritismo a unas cuantas personas.

Ante funcionarios estatales e invitados especiales, el titular de la SEP destacó a los primeros mártires del movimiento revolucionario,” Aquiles y Máximo Serdán, con el ejemplo imperturbable de Carmen, la mujer que encarnaría el coraje y la determinación de quienes ofrendaron vida, familia, seguridad y fortuna por una causa superior”.

Subrayó que diecisiete fueron los Constituyentes originarios del estado de Puebla, que contribuyeron a delinear el proyecto de nación plasmado en el documento final. Entre ellos, Pastor Rouaix, especialmente en la redacción de los Artículos 27 y el 123, que mejor expresaban el carácter social de la Constitución.

Asimismo destacó dos de los ideales que unían la lucha inicial de Madero y Serdán con las reivindicaciones de la democracia y de la equidad social, reconociendo que “hoy la democracia es una realidad, todavía en construcción, pero que cuenta ya con bases institucionales y con la determinación de la sociedad de hacer valer sus libertades y sus derechos en la conformación de sus gobiernos y en la elección de sus representantes populares”.

De lo anterior ejemplificó lo que apenas el año pasado sucedió en Puebla, los ciudadanos dieron una muestra fehaciente de la evolución democrática de México, al acudir a las urnas para ejercer el voto de manera libre, activa y consciente, e inaugurar la alternancia política en esta entidad, cuna del movimiento revolucionario.

La otra aspiración nodal de la Revolución Mexicana la de la justicia social, indicó, “se ha postergado inadmisiblemente y es aún la principal deuda moral que se comparte con quienes se encuentran sometidos al círculo de la marginación, la pobreza y la exclusión”.

Recalcó que la democracia significa que el gobierno surge de la soberanía popular, y que trabaja para igualar las oportunidades de desarrollo y de progreso; oportunidades para prepararse, para crecer saludables, para acceder a un trabajo bien remunerado, para superarse; en suma para vivir con certidumbre y con dignidad. “México sufre todavía una enorme desigualdad ofensiva por razones étnicas, geográficas, económicas y sociales”, lamentó.

Por ello, consideró que es asignatura pendiente y acomete también a los poblanos con fe y emoción, con la participación social corresponsable a la que ha convocado el gobernador, Rafael Moreno Valle, de luchar frontalmente contra la desigualdad y la pobreza.

El titular de la SEP en estado, informó que se realizaron dos publicaciones alusivas a esta fecha, la primera titulada Aquiles Serdán, El antireeleccionismo en la Ciudad de Puebla, cuyo autor es Pedro Ángel Palou, y el otro es el libro Serdán en el Porfirismo y la Revolución Mexicana, escrito por Arturo Olmedo.

Maldonado Venegas reconoció que no podría ser menos en la consecución de un compromiso que Puebla y los poblanos deben honrar, en este Estado que vio las primeras luces de la lucha redentora. “Hagamos de la Revolución un legado vivo y actuante. Vivo y actuante en la memoria del corazón agradecido. Vivo y actuante en nuestro accionar cotidiano. Vivo y actuante en el horizonte del porvenir”, concluyó.

Para finalizar el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, acompañado por los representantes del Poder Legislativo, José Luis Márquez Martínez, y del Poder Judicial, David López Muñoz, así como otros funcionarios, colocaron una ofrenda en el monumento de Francisco Indalecio Madero, en memoria de los héroes de esta lucha que dieron su vida por la Revolución.



No hay comentarios:

Publicar un comentario