Síguenos en tu correo electrónico!!!

miércoles, 1 de febrero de 2012

El proceso de selección de textos evita la discrecionalidad y permite la libertad en su adquisición

Com. Soc. 548

En alcance al comunicado emitido el 31 de enero del año en curso y a la publicación de un oficio de la Dirección General Académica de la Subsecretaría de Educación Media Superior, cuya interpretación es errónea en las redes sociales, el subsecretario Jorge Cruz Bermúdez dio a conocer que a partir de esta administración se desterró la práctica en la que por consigna se obligaba a los padres de familia y a los alumnos a adquirir los libros de texto de Bachillerato con una sola casa editorial, de nombre Bookmart, cuyos contenidos no correspondían ni se adecuaban a los planes y programas de estudio vigentes.
Comentó que a cambio de ello, se estableció una comisión de expertos académicos propuestos por los supervisores de las 67 regiones del estado, incluyendo Centros Escolares. Esta comisión revisó planes y programas de estudio, así como contenidos adecuados a las competencias, evidencias y procesos educativos.
Derivado de ello, se emitió un dictamen a favor de cinco casas editoriales de prestigio nacional, que son: Limusa, Trillas, Chicome, Patria y Ortus, mismas que cumplieron con los requisitos académicos necesarios para la elaboración de dichos materiales. Esta información se hizo pública mediante el comunicado número 160 del 31 de agosto de 2011.
Vale la pena destacar que al grupo de expertos se sumaron los autores de los diversos títulos, para adecuar al máximo los contenidos a los requerimientos de cada materia del mapa curricular.
Lo anterior permite contar con textos vigentes y de calidad académica, dando también la libertad, a los padres de familia y alumnos, de adquirirlos ya sea en librerías o en las cinco distintas casas editoriales.
El subsecretario reiteró que “este procedimiento se realizó con total trasparencia y participación de los docentes, por lo que la recomendación del oficio es correcta, ya que se busca homologar el material al que nos referimos, mismo que está validado por la Comisión académica, mientras que los padres o alumnos pueden obtener los textos en el lugar que más convenga a sus intereses”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario