Síguenos en tu correo electrónico!!!

jueves, 6 de septiembre de 2012

OSEP realizará el estreno mundial de la Sinfonía 1862 de Eduardo Angulo

Com. Soc. 882

  • La obra está dedicada a mi heroica Puebla de Los Ángeles: Angulo
  • La cita es el 8 de septiembre en San Pedro Museo de Arte y la entrada es libre
Como parte de la conmemoración de los 150 años de la muerte del General Ignacio Zaragoza, la Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla (OSEP) bajo la dirección de Alfredo Ibarra llevará a cabo, el estreno mundial de la Sinfonía 1862 del compositor poblano Eduardo Angulo, el 8 de septiembre a las 19:00 horas en San Pedro Museo de Arte.

Fue el pasado 12 de abril de 2012, bajo la batuta de Alfredo Ibarra, cuando la OSEP estrenó la Obertura 1862 que se le había encargado a Eduardo Angulo para conmemorar la histórica Batalla del 5 de mayo. 

En palabras del propio compositor, el éxito de la Obertura 1862 fue tal que la OSEP le encargó que ampliara la partitura hasta la dimensión de una sinfonía, planteando dos requisitos: que su primer movimiento fuera la Obertura 1862, y que el último fuera un movimiento coral, por lo cual se espera la participación del Coro Normalista dirigido por el maestro Jorge Altieri.

Angulo expresó que la Obertura 1862, que ahora es el primer movimiento de la nueva sinfonía, es de carácter festivo y jocoso, ya que no está exenta de cierta burla mordaz hacia los derrotados ejércitos franceses. El segundo movimiento lleva por título Ángeles y centinelas, evocando los Fuertes de Loreto y Guadalupe y los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. 

El compositor subrayó que en este movimiento recuerda a la Puebla de hace 50 años, la de su infancia, hermosa y tranquila; lo describe como un vals sencillo, nostálgico y con un cierto sabor español y algunos giros propios del huapango.

En lo que se refiere al Canto a la tierra, movimiento coral conclusivo de esta nueva sinfonía, Eduardo Angulo encargó un texto a Graciela Arroyo Pichardo investigadora y académica de la UNAM. El texto es una oda a la tierra y a Puebla.

Graciela Arroyo ha volcado parte de su pasión por la defensa de la tierra desde puntos de vista ambientalistas y ecológicos. De este movimiento, Eduardo Angulo afirmó que le produce la impresión de estar viendo al planeta Tierra desde la lejanía del espacio, acercándose progresivamente hasta llegar a Puebla. 

En cuanto al carácter musical del Canto a la tierra, Angulo lo describe como contemplativo, emotivo y con un final en el que puede percibirse una cierta solemnidad.

Angulo explicó que el oyente encontrará en el primer movimiento de la obra alguna alusión a La Marsellesa, mientras que en el tercero el compositor interpoló citas del Himno Nacional Mexicano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario